sábado, 22 de junio de 2013

La cereza: algo más que un postre


 
Lo escribió Federico García Lorca:



“Sobre caballitos

disfrazados de panteras

los niños se comen la luna

como si fuera una cereza.”



No diré aquí si alguna vez me he comido la luna pero sí que, en el último viaje al Valle del Jerte, cerezas me he comido unas cuantas.



Hay algo de regreso a la infancia cuando te subes a un árbol con frutas maduras, te aseguras bien en una rama y empiezas a comer. Que recuerde me ha pasado sólo con dos tipos de árboles: morales y cerezos.




He tenido ocasión de revivir esta ilusión hace pocos días en el Valle del Jerte adonde acudí para la celebración de la Cerecera. La temporada de recolección de la cereza se extiende entre las últimas semanas de la primavera y las primeras del verano. Es uno de los momentos de mayor actividad en el valle y alrededor de este importante hecho que aquí tiene dimensiones económicas pero también sociales y culturales se organizan muchas actividades que pueden ser de interés para el visitante, desde visitas a las cooperativas a jornadas gastronómicas.



Ya sé que visitar una cooperativa no es lo primero en lo que uno piensa cuando va de turismo a cualquier sitio. Pero es una manera rápida de aprender sobre la realidad de un lugar. Sobre todo en un valle como éste, lleno de pequeños propietarios que producen un producto perecedero que necesita una distribución muy rápida y eficaz.




Creo que siempre se ha considerado a la cereza como una fruta que se consume tal cual y que, como mucho, podía tener productos derivados como licores, confituras y poco más.



Pero en los últimos años se están buscando nuevos usos a las cerezas. Los dos que más me han atraído son su uso en tratamientos de salud y belleza y, por supuesto, su salto a la gastronomía como ingrediente de cualquier plato.




En el spa del hotel Balneario se aprovechan las agua mineromedicinales que surgen en un paraje del término de Valdastilla y que tienen fama desde hace mucho tiempo. Pero no hay nada como terminar un circuito por las instalaciones del balneario con un masaje con geles y aceites que incorporan la cereza entre sus ingredientes y así aprovechan sus propiedades (hierro, vitaminas, flavonoides, etc.). Tuve ocasión de probarlo y fue una experiencia muy muy satisfactoria.




Fue muy curioso descubrir en algunos de los restaurantes que participan en las jornadas gastronómicas cómo, en los últimos ocho o diez años, la gente le ha perdido el miedo a utilizar la cereza en la cocina. 


Debieron de empezar con el gazpacho y el salmorejo sustituyendo un poco de tomate con cerezas hasta suprimir el tomate totalmente. Una vez dado ese paso ahora ya no les tiembla el pulso y le ponen cerezas al arroz, al pescado, a la carne, hacen sorbetes, helados, emulsiones, salsas, vinagretas, mousses, cremas, crujientes, confituras, mermeladas, sopas, jugos, chutneis y un largo largo etcétera. 


Los que quieran seguir comiéndolas una a una, como toda la vida, también pueden. 
 
Y para terminar recuerdo una canción del extremeño Pablo Guerrero, Dulce muchacha triste, que también utiliza literariamente a la cereza, en este caso del Jerte.


3 comentarios:

  1. Buenos días Ángel,

    ¡Siento contactarle de esta forma, pero no encuentro su e-mail!

    Vi su página y la calidad del contenido me llamó la atención, por lo que decidí mandarle un mensaje.

    Estamos buscando a bloggers para extender nuestra red de escritores de viajes y para explorar las oportunidades de hacer guest posts. Nos interesa la calidad de su blog – ¿estaría dispuesto a hablar sobre la posibilidad de una colaboración?

    Podemos ofrecer acceso a nuestro equipo interno de redactores creativos, y crear contenido de acuerdo con sus especificaciones. También podemos hablar sobre otras formas de trabajar juntos, no sólo limitadas a posts.

    Me encantaría saber lo que usted opina. Si tiene alguna pregunta, por favor no dude en hacerla.

    Espero su respuesta,

    José

    ResponderEliminar
  2. Recomiendo visitar el Jerte en otoño, los colores de los bosques son una pasada. Me gusta tu blog, volveré

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo,

    Le recuerdo que seguimos interesados en colaborar con usted. ¿Ha tenido tiempo para contemplar nuestra propuesta?

    Como ya le dije en mi último e-mail, estamos buscando a bloggers para extender nuestra red de escritores de viajes y para explorar la oportunidad de hacer guest posts en su blog.

    Las posibilidades para una colaboración entre nosotros son varias. Podemos ofrecer contenido de buena calidad para su blog (creado de acuerdo con sus especificaciones), descuentos en nuestros productos y posiblemente un link en nuestro blog. También estamos dispuestos a considerar cualquier idea que tenga usted.

    Si le interesa esta oportunidad, no dude en contactar conmigo.

    ¡Saludos!

    José

    ResponderEliminar