jueves, 3 de enero de 2013

11 cosas que mejor no hacer en Estambul

Estambul, Turquía. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Estambul es una de esas ciudades que atrapa al viajero. ¡tanto que ver, tanto que hacer, tanto que oler, que gustar, que oír, que tocar! Sin embargo no hay que perder el sentido ni los sentidos y debemos reconocer que tal vez haya cosas que mejor no hacer, no oler, no gustar o no tocar. Aquí van algunas cosas que recomiendo no hacer
, o sobre las que hay que tener cuidado, o sobre las que simplemente hay una alternativa mejor. Y evidentemente no me refiero a que no te dediques al tráfico de drogas. ¡Recuerda El expreso de medianoche!
1. No insistas en buscar un hotel en Sutanhamet. Sí, ya sé que mola mucho estar cerca de Aya Sofia y la Mezquita Azul, pero recuerda que una habitación en esta zona puede costar fácilmente el doble que una similar situada un poco más allá. Además Sultanhamet no es el único barrio (ni realmente el mejor) para buscar un sitio para cenar. Mucho mejor es buscar un hotel en algún lugar a lo largo de la línea del tranvía: te permitirá desplazarte sin problemas de tráfico, y por cada estación que te alejes de Sultanhamet el precio de la habitación disminuye un 10%.
2. Relacionado con el punto anterior, tampoco insistas en comer y cenar en Sultanhamet. Los restaurantes aprovechan tanto el espacio que las mesas se amontonan, sobre todo en las terrazas situadas en la calle por donde además pasan miles de personas. Hay restaurantes que mejor evitar por precios caros y comida mala. Salvo que tu padre te contara que en su época hippy frecuentaba el Pudding Shop y tengas ganas de hacerle un homenaje mejor vete a comer un poco más lejos.
3. Cuidado. Eres hombre, viajas solo y alguien inicia una agradable conversación contigo. Tal vez te invite a tomar un té. Pero luego te dice que mejor ir a tomar algo a otro bar. Allí aparecen unos amigos, o tal vez algunas amigas. Al final todo se enreda y te toca pagar la cuenta, que es escandalosamente alta. Curiosamente, y al contrario de cómo ha sido hasta ese momento, ahora nadie de los que está a tu alrededor es simpático.

Estambul, Turquía. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
4. No pretendas, en ningún momento, cruzar una calle pensando que los coches van a hacer algo para evitar atropellarte. Este detalle es únicamente responsabilidad tuya.
5. No pretendas, de la misma manera, conducir en esta ciudad. Salvo que sueñes con escribir en tu curriculum “yo conduje en Estambul y sobreviví” porque probablemente no lo consigas. Como mínimo acabarás perdido, y no sabrás ni en qué continente estás.

Estambul, Turquía. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
6. No vayas a Aya Sofya a las 11 de la mañana, que es cuando va todo el mundo. Procura ser el primero cuando abran o si no espera a la hora de la comida.
7. Experimenta un baño turco, pero respeta las normas. En general la sociedad turca es muy tradicional y pudorosa, así que nada de exhibicionismos. Mantén la toalla siempre enrollada para tapar las partes pudendas, que te tienes que lavar tú aunque encargues que te bañen y te den un masaje. Bueno, hay algunos hammams en que hay de todo menos pudor así que infórmate antes.

Estambul, Turquía. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
8. No es necesario que tomes té con aroma de manzana ni fumes un narguile con aroma a manzana. No apures la taza de café turco. Y no bebas agua del grifo.
9. No hables mal de Atatürk. Y si estás en algún lugar de Turquía un 10 de noviembre a las 09:05, respeta el minuto de silencio para conmemorar el momento de su muerte. Muchos turcos lo hacen.

Estambul, Turquía. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
10. No te mosquees si piensas que el vendedor de helados se está quedando contigo cuando te quita el cucurucho que tú crees que te va a dar. Es un pequeño espectáculo que está incluido en el precio.
11. Mejor no comas esos mejillones rellenos que venden en las calles aromatizados con un poco de limón y mucho humo de los coches
Y un consejo más de ñapa: no dejes de hacer la mayoría de las 11 cosas imprescindibles que hay que hacer en Estambul.


8 comentarios:

  1. jeje, muy acertado este post. Lo que yo no dejaría de hacer es visitar otras regiones como Cappadocia, muy interesantes y diferentes a estambul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JC, lo bueno de Estambul es que es la puerta a mil viajes. Puedes ir una y otra vez, recorrer la ciudad y elegir una ruta a partir de allí. Gracias por la visita y el comentario.

      Eliminar
  2. Muy bueno... como siempre!!! feliz año.

    ResponderEliminar
  3. Espero que disfrutarais en estambul! es una de mis ciudades preferidas!

    ResponderEliminar
  4. jejeje me ha encantado el artículo. Muy bueno! me he reído con lo del vendedor de helados.
    Yo hice algo mal en Estambul en cuanto a la comida... nunca me sienta mal nada de los países que viajo y pasé una de las peores noches de mi vida con el estómago.
    ¡Qué gran ciudad Estambul! tengo pendiente volver...
    Un abrazo viajero

    ResponderEliminar
  5. es una ciudad maravillosa, sin lugar a dudas me encanta, fue hace 2 años y quede maravillada con su cultura, las grandes opciones gastronómicas que tiene, acá dejo excelentes opciones de paquetes
    http://www.bestday.com.ar/Paquetes
    me encanta el blog.

    ResponderEliminar