lunes, 21 de enero de 2013

El comienzo feliz de un viaje a Tailandia



¿Qué es lo primero que hay que hacer al llegar a Tailandia?
Llegas a Bangkok después de un largo vuelo, normalmente cansado y con esa ligeramente deformada percepción de la realidad que proporciona el desfase horario. Así que lo que tienes que hacer al salir del aeropuerto con tu maleta y tu jet-lag es dirigirte al hotel a dejar la maleta y a continuación ir a
que te den un masaje típico tailandés. Y notas como el jet-lag desaparece como por ensalmo. Magia.
El masaje es relajante y terapéutico y una buena manera de aprender y adentrarte en la cultura tradicional tailandesa
Y así, despojado de las dos cargas con las que saliste del aeropuerto, puedes empezar a conocer esta ciudad tan sorprendente, vital y extrema que es Bangkok.
Lo del masaje es verdad, me lo enseñaron las personas que más saben de Tailandia que conozco. Y siguiendo su aviso fui al sitio que me recomendaron: a la Escuela de Masaje y de Medicina Tradicional del Wat Pho. 
Wat Pho es el templo del Buda Reclinado, justo al lado del Gran Palacio y de Lak Muang, por lo que estarás en la mejor zona para empezar a descubrir Bangkok.


Wat Pho es un lugar muy interesante por numerosos motivos. La propia estatua de Buda es excepcional, ya que mide 43 metros de largo. Un detalle: las plantas de los pies miden cuatro metros y medio y están llenas de símbolos.
En el patio hay una higuera que se considera nacida de un esqueje proveniente del árbol bajo el que el Buda tuvo la iluminación.
El templo es uno de los más antiguos de Tailandia y ha sido siempre ha sido un centro de estudio y enseñanza en temas tales como religión y medicina. El masaje antiguo tailandés es una de las formas de la medicina tradicional. 
Hay quien dice que el masaje evolucionó de los tratamientos practicados en la antigüedad por los ascetas moradores de los bosques, quienes aliviaban con esta técnica las molestias físicas producidas por los largos periodos de meditación en los que se adoptaban determinadas posturas. 


Otra tradición afirma que el masaje tradicional fue creado por Shivago Komarpaj, que fue médico del propio Buda —¡y por tanto el auténtico doctor Shivago!— y desarrolló las técnicas que todavía se conocen y practican.
Y si el masaje que te dan te gusta, recuerda que es una escuela y que puedes hacer un curso de masaje en el mismo centro.
Y sobre todo recuerda que puedes viajar gratis a Tailandia. Sólo tienes que informarte de las condiciones de la #AcademiaTailandia y ya está.
El masaje es el comienzo feliz de un viaje por Tailandia. 


1 comentario:

  1. Qué interesante! creo que tuviste una experencia fascinante en Tailandia

    ResponderEliminar