jueves, 17 de enero de 2013

Lak Muang, el origen de Bangkok




Las cosas hay que hacerlas bien desde el principio.
En 1782 los birmanos destruyeron Ayuthaya, la capital tailandesa, y Rama I viajó hacia el sur en busca de un emplazamiento para su nueva capital. Primero se instaló en Thonburi, en la orilla derecha del río Chao Phraya, pero pronto supo que el lugar idóneo era justo enfrente.

Así que el día 24 de abril de ese año se levantó la piedra fundacional de Bangkok. Digo que se levantó porque aquí la ceremonia no fue enterrar sino clavar un pilar de madera tallada con el horóscopo de la ciudad. Y digo piedra porque es como lo decimos así, porque como menciono es de madera.  Todo —el lugar y el momento exacto— había sido determinado por los astrólogos reales. Eran las 6:54 horas.
Este lugar es el Lak Muang y se encuentra justo enfrente del Palacio Real de Bangkok. Siempre me ha gustado ir un rato al Lak Muang cuando viajo a Tailandia. Por varias razones.


Primero porque es la forma más sencilla de adentrarse en la cultura real de esta ciudad moderna y caótica pero que conserva buena parte de su alma tradicional y relajada. El templo que cobija el lak muang (el pilar de la ciudad) del rey Rama I (al que luego se añadió otro más, y ahora hay dos juntos) es el hogar de los espíritus protectores de la ciudad. Aquí acude continuamente la gente a hacer ofrendas y pedir favores. Por aquí pasan tanto las parejas que quieren tener hijos y no lo consiguen como los que han comprado un billete de lotería y quieren un empujoncito en la suerte.


Llegas allí, te acomodas en un lugar discreto y te pones a cotillear. Ves a personas que pegan pan de oro a una figura de Buda, a las que ofrecen una barrita de incienso y una flor de loto, a las que frotan el billete de lotería contra uno de los varios pilares que hay en el recinto, o las que atan cintas de colores en el primer lugar que encuentran conveniente.


La gente pide, pero también da. Una de las formas de dar es ofrecer una sesión de teatro tradicional o danza clásica. Así que casi siempre hay teatro en Lak Muang, con actuaciones muy vistosas y atractivas.
Lak Muang marca el origen de Bangkok y es, por tanto, el kilómetro cero de la ciudad y de Tailandia.
Tailandia es uno de los países a los que he viajado más veces y en los que más he aprendido y disfrutado. Dentro de poco viajaré a Tailandia y puedo invitar a una persona a que me acompañe. ¿Quieres venirte conmigo? Te invito.

5 comentarios:

  1. Hola Ángel !

    Me gusta tu blog y este post "Lak Muang, el origen de Bangkok" está increíble, muy interesante y las fotos buenísimas, me gusta tu estilo y tengo una propuesta para colaborar juntos de la que me gustaría contarte más. Si te interesa la idea por favor envíame un mail a comunicación@dscuento.com

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post y muy buenas fotos!!

    www.thehometrotters.com

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    mi nombre es Sonia Fernández, de la agencia S&Q Communication. Nos gusta mucho tu blog y nos gustaría que nos pudieras facilitar una dirección de e-mail para poder enviarte notas de prensa e invitaciones a eventos de nuestros clientes que te puedan resultar de interés.
    Muchas gracias de antemano y un cordial saludo,
    Sonia
    soniaf@sqcommunication.com

    ResponderEliminar
  4. Lástima no haber entrado en tu blog antes, me parece muy interesante. Marcho a Tailandia el 4 de noviembre. Me gustaría contactar contigo para que pudieras orientarme sobre cómo moverme que es lo que más me preocupa. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar