viernes, 15 de julio de 2011

Los tesoros (casi) escondidos del románico en Auvernia

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
Cuando al pasear por Clermont-Ferrand bajas por la rue du Port, cruzas la rue Pascal y te dicen que vas a ver una iglesia que está declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco te preguntas dónde puede estar. Pero giras a la izquierda en un callejón y allí está, escondida, una de las joyas de Auvernia.


Notre-Dame du Port, Clermont-Ferrand. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Notre-Dame du Port, Clermont-Ferrand. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
 La iglesia de Notre-Dame du Port es un tesoro de esos que no te ganan por la grandiosidad ni por la riqueza de la decoración, sino por ese no sé que se halla por ventura en las obras hechas con el corazón. Hay una armonía en el conjunto (que fue muy dañado durante da Revolución Francesa aunque ha sido restaurado con tino) que impresiona.

Notre-Dame du Port, Clermont-Ferrand. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Notre-Dame du Port, Clermont-Ferrand. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
Notre-Dame du Port es uno de los grandes triunfos del románico en Auvernia, una región en la que el románico es el triunfo del arte religioso. Como en toda Francia y buena parte de Europa, el románico marca un renacimiento espiritual y un desarrollo económico importante. Una vez que se superan los miedos del año 1000, toda Auvernia se cubre de iglesias que rivalizan entre sí en magnificencia. Se conservan nada menos que unos 250 edificios, de los que destacan cinco joyas.

Resto de la desaparecida iglesia de St.Pierre incorporado a una vivienda,
Clermont-Ferrand. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
Pero además de estas grandes obras hay también muchas iglesias de pueblecitos y capillas solitarias que forman uno de los conjuntos más importantes del arte románico de Europa. La tendencia conservadora de las gentes de Auvernia unida al hecho de que el gótico, por una razón u otra, no triunfara en estas tierras, han preservado muchas de estas obras.


Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
En todas ellas destacan los capiteles esculpidos, encargados de transmitir historias y enseñanzas en una época en la que no se sabía escribir.

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
En Lavaudieu, uno de los Pueblos más bellos de Francia, se encuentra el único claustro románico completo de Auvernia, además de la iglesia y otras dependencias que tienen varias muestras de pinturas murales.

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)

Lavaudieu. Foto: Ángel M. Bermejo (c)
Dada la importancia que el arte románico tiene en Auvernia, la Oficina de Turismo de Clermont-Ferrand tiene un espacio propio dedicado al tema, Espace roman que organiza exposiciones sobre diferentes aspectos del periodo románico. Tienen un folleto interesante. Es como un plano del tesoro, de los tesoros románico de Auvernia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario